home-.jpg
"No necesitas más espacio, necesitas menos cosas"®




Pues sí, nuestras casas se llenaron de toques rojos, verdes, plateados y dorados; disfrutamos de visitas de familiares de todos el mundo; consentimos a nuestros paladares con deliciosos romeritos, pavo, pierna y ensalada de manzana; la ilusión de las fiestas llenó nuestros corazones…pero también llenó nuestra sala, comedor, baños y hasta recámaras con un chorro de decoraciones navideñas.

Por ahí de noviembre empezamos a sacar todo cuanto pudimos de los lugares más recónditos de la casa; cada vez que íbamos al súper se nos atravesaba una que otra bota navideña o corona de adviento…y nos dejamos llevar por la emoción de hacer que la casa pareciera el Polo Norte en todo su esplendor…pero como todo lo que sube tiene que bajar…diciembre se fue como agua y ahora regresamos a la cruda realidad de enero: a la rutina, la despedida de nuestros seres queridos, a bajar esos kilitos decembrinos y por supuesto, a guardar TODAS las cosas de Navidad que compramos sin ponernos a pensar dónde nos van a caber si vivimos en un departamento de 60mts2!!

Pero lo bailado nadie nos lo quita, y es por eso que hoy les traigo algunos tips muy creativos para que puedan guardar todas sus decoraciones navideñas de la manera más organizada posible, para que el próximo año sus cosas estén en excelente estado, las identifiquen perfecto y sepan exactamente qué es lo que tienen para que no estén comprando doble o “por si acaso”.

Lo primero que recomiendo es DARSE EL TIEMPO para hacerlo. Cuando sacamos las cosas por ahí de noviembre, es un deleite poner todo en familia, a veces hasta con música y chocolate caliente…pero cuando se acaba la emoción y todos regresamos a la rutina, normalmente quien se ocupa de quitar y guardar todo es la madre de familia, que le urge regresar su casa a la normalidad, y como todos ya regresaron a sus respectivas rutinas, no lo queda más que hacerlo ella sola y como también quiere regresar a su vida normal…pone todo dentro de cajas como mejor se pueda y reza por que el siguiente año “aguanten” las cosas.

Mi propuesta aquí es que, así como pusieron todo en familia con gran algarabía, se den a la tarea de juntarse y apoyarse para guardar ORGANIZADAMENTE todo. ¿Qué les parecería entre hoy 5 y mañana 6 de enero, todos disfrutando la Rosca de Reyes con un chocolatito caliente, platicando de las aventuras decembrinas, despidiendo la música navideña y ¡RECOGIENDO TODA LA DECORACIÓN EN FAMILIA!

Dense el tiempo para hacer algo tedioso y conviértanlo en una actividad divertida con el pretexto de seguir el espíritu de las fiestas y cerrar el Guadalupe-Reyes con broche de oro.

Ya que tienes un tiempo destinado para recoger y guardar todo, ahora lo que te propongo es DAR UN RECORRIDO POR TODA LA CASA e ir quitando cualquier objeto, decoración, guirnalda, bota u lo que sea que tenga que ver con Navidad y lo coloques en una superficie (llámese mesa del comedor, alfombra de la sala, mesa de la cocina, etc). El chiste es que todo lo que sea navideño este junto.

Una vez que tienes TODOS los elementos, vamos a poner IGUALES CON IGUALES. Botas con botas, luces con luces, extensiones con extensiones, esferas con esferas, etc.

Observa cada uno de los elementos que tienes enfrente de ti y reflexiona: ¿me hizo feliz verlos en mi casa durante todo un mes? ¿Realmente creo que lo voy a querer poner el próximo año? ¿Sobrevivió las fiestas y está en buen estado? ¿Aguanta otra Navidad? ¿Me traer buenos recuerdos y cuando lo veo siento bonito? ¿Está roto, enciende, sirve? Y te vas a ir a cada montoncito, clasificación por clasificación, sacando lo que no amas, lo que no vas a usar el próximo año y lo que ahora sabes que no necesitas. Una vez que ya sacaste de ese espacio las cosas que vas a TIRAR (porque definitivamente ya no sirven, están rotas o no funcionan) y las cosas que puedes DONAR (que están en buen estado pero que ya no te hacen felices) entonces tienes exactamente los elementos que necesitas GUARDAR.

Lo que nos lleva al siguiente paso: CONTENER todo para que sobrevivan al siguiente año. Y justamente les traigo ideas padrísimas para que se inspiren y puedan llevarlas a cabo.

Recuerden que entre mejor contengan sus cosas de navidad, en mejor estado las van a encontrar el siguiente año. Son muchos días sin movimiento de energía, y si están en malas condiciones expuestos al polvo, humedad o peligro de caerse, corres más riesgo de que lo que guardaste por todo un año, ocupando un espacio valioso en tu casa, tenga que ser comprado de nuevo el siguiente año, haciéndote gastar doble por no prevenir en un principio.

Lo que yo recomiendo para guardar las cosas de navidad son las cajas de plástico transparentes con tapa. Así puedes ver el contenido y van a estar protegidas de humedad y polvo, además de que se ven muy lindas todo el año. También es recomendable hacer unas etiquetas lindas, en colores vivos y con un diseño padre para que identifiquen qué hay dentro de cada caja.

organizarte_navidad

Pero vámonos más a detalle. Les quiero compartir tres ideas que encontré buenísimas para guardar las luces y que no se te enreden y tengas que pasar horas el siguiente año desenredando los molestos nudos que (no me preguntes cómo) se hacen durante el año entero.

La primera idea es con un pedazo de cartón. Lo envuelves muy bien con papel para envolver regalos (puedes usar el que te sobró o el que guardaste de los regalos abiertos este año) y con mucho cuidado vas enredando las luces como si estuvieras enredando hilo en un cartoncito. Esto para que las luces no se enreden, y sean más fácil ponerlas el año siguiente.

guardar luces de navidad

La segunda idea es hacer exactamente el mismo proceso pero esta vez usando un gancho de ropa (de los de plástico, no de los de metal).

guardar luces gancho

Y la tercera idea funciona mejor cuando las luces no son tan largas y aparatosas. Las puedes poner dentro de bolsas Ziploc y con un plumón permanente poner el nombre del lugar en donde van esas luces. Es súper sencillo y así no te vas a encontrar con 10 luces diferentes, todas enredadas, sin saber donde van el siguiente año.

La corona navideña ocupa muchísimo espacio y la caja donde la compras es un monstruo que es imposibles guardar en casas o departamentos pequeños. Por lo que recomiendo que la guardes usando espacios VERTICALES. Puedes meterla dentro de una bolsa de plástico muy grande y transparente (no negra por favor!!!) y le coloques un gancho de ropa. Cierras la bolsa por abajo con un nudo, la cuelgas en un closet y ¡listo! Tu corona no ocupa tanto espacio y estará segura y lista para usarse el siguiente año.

guardar corona navidad

Recuerda que entre más cosas podamos re-utilizar, mejor. Si tienes espacio suficiente en casa y eres de las que les gusta cuidar el planeta, te recomiendo que guardes todas las bolsitas de regalos navideños, les pongas nuevas etiquetas para poner los nombres y las guardes muy bien dobladas para el siguiente año. Así ya las tendrás listas para usarse, y no tendrás que gastar de nuevo en comprarlas.

También podemos guardar el papel para envolver los regalos que te sobró. Pero para ellos recomiendo usar espacios VERTICALES para guardarlos. Puedes utilizar un porta-trajes y meter los pliegos completos dentro de él. Luego le colocas un gancho y lo puedes guardar en un closet sin que te ocupe espacio. Además no se van a doblar, maltratar o romper de esta forma.

papel para regalos

Ahora vamos con los adornos navideños, llámese colguijes, monitos, esferas, campanas, manzanas, regalitos, moños, etc. Entre más sueltos los tengas, más riesgo corres de que se pierdan, se rompan o se maltraten. Y para eso necesitamos darles cobijo y protección, es decir: una casita. Piensen creativamente y piensen en re-utilizar. Recuerden que la casa dependerá del tamaño del objeto, pero recomiendo opciones como contenedores de plástico o de cartón para huevo, contenedores de plástico en el que vienen las manzanas o los duraznos, cajas de plástico en los que viene la comida a domicilio, etc. Recuerden acomodarlos bien y asegurarse de que cerró bien la caja. Y recuerden algo muy importante: ETIQUETAR para poder identificarlo rápidamente el siguiente año.

guardar nacimiento

También puedes buscar alguna caja de algún regalo que ibas a tirar, pero que está muy buena. Si es dura, cierra bien y protege el contenido: es perfecta. Ahí también puedes guardar decoraciones pequeñas que no quieres perder o que necesitas guardar con mucho cuidado. ¡Por favor no guardes cosas en bolsas de plástico del súper! Se ve fatal y ni protegen bien tus cosas.

guardar adornos navideños

 

Mi favorita, definitivamente, es esta idea para guardar las esferas. Necesitas una caja de plástico transparente de 60cm x 41cm x 33cm (62L), 40 vasos de plástico (16L), dos pedazos de papel cascarón (36cm x 56cm) y (33cm x 45cm) y una pistola de silicón caliente.

Pegas los primeros 20 vasos en el papel cascarón pequeño e introduces las esferas que te quepan cómodamente. Después pegas los otros 20 vasos en el papel cascarón grande y colocas el resto de las esferas. Colocas el cascarón pequeño dentro de la caja de plástico transparente (ya con los vasos pegados y las esferas metidas) y después repites el paso con el cascarón más grande. Cierras la caja, ETIQUETAS y ¡listo! Tus esferas están seguras el resto del año.

guardar esferas

Espero que te gustes y te sirvan estos tips de organización de las decoraciones navideñas, y espero que realmente las lleves a cabo. Para que puedas comenzar el 2015 …del caos al orden con organizARTE.

Claudia_Torre_2014_organizARTE

Comentarios

Comentarios